CPAP

CPAP

El CPAP, acrónimo en inglés de “Presión Positiva Aérea Continua”, es un dispositivo que proporciona aire a una determinada presión continua a la vía aérea.

La persona que lo usa se lo coloca al ir a dormir mediante una mascarilla habitualmente por la nariz. El aire a presión penetra por la nariz y hace expandir la vía aérea colapsada, liberándola de las obstrucciones que provocan el ronquido y apneas.

Se ha demostrado que el CPAP mejora los episodios obstructivos nocturnos, disminuyendo las complicaciones derivadas del SAHS como la somnolencia y mejorando incluso las cifras de tensión arterial.

Es importante que las personas que usen CPAP sean revisadas por un otorrinolaringólogo que confirme que su nariz se encuentra libre de obstrucciones para poder recibir el máximo beneficio de su uso.

pictograma-presion

Presión de aire continua

pictograma-domicilio

Prueba en el propio domicilio

icono cita ronquido

Contáctanos y pide tu primera cita

Pide tu primera cita

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

  • Muchos dispositivos CPAP de última generación tienen la posibilidad de almacenar datos en un chip de memoria. Durante su uso, se registran y guardan datos sobre diferentes parámetros del funcionamiento de la CPAP, de forma que esos datos se pueden extraer mediante una tarjeta de......

  • Hasta el momento, la prueba óptima para la evaluación de los trastornos respiratorios del sueño es la polisomnografía (PSG). Mediante ella, se pueden definir los eventos respiratorios que acontecen en una noche, cuantificarlos y así asignar un diagnóstico. No obstante debido a los altos costes......

  • El tratamiento de elección cuando se diagnostica un SAOS severo, o bien leve-moderado pero con otras enfermedades asociadas es la CPAP, de la que ya hemos hablado en otras entradas anteriores. La CPAP ha demostrado su eficacia corrigiendo las apneas obstructivas, mixtas y, en ocasiones,......